+598 99 327 351 viajes@serenablues.com

Loguéate

Registrarme

Luego de crear una cuenta, podrás tener acceso a todos tus pagos realizados cuando quieras y otras informaciones
Nombre de Usuario*
Contraseña*
Confirma tu contraseña*
Nombre*
Apellido*
Email*
Teléfono*
País*
Al crear una cuenta estas de acuerdo con nuestras Políticas y condiciones
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

Ya eres miembro?

Loguéate
+598 99 327 351 viajes@serenablues.com

Loguéate

Registrarme

Luego de crear una cuenta, podrás tener acceso a todos tus pagos realizados cuando quieras y otras informaciones
Nombre de Usuario*
Contraseña*
Confirma tu contraseña*
Nombre*
Apellido*
Email*
Teléfono*
País*
Al crear una cuenta estas de acuerdo con nuestras Políticas y condiciones
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

Ya eres miembro?

Loguéate

9 actitudes que te harán más un viajero que un turista

Hay tantas formas de viajar como viajeros hay por el mundo. Todas son increíbles, y es importante destacar que ninguna es mejor o peor, ya que en definitiva lo que importa y nos mueve, es viajar.

Nosotros hemos optado por viajar y organizar viajes de una forma diferente a la «tradicional», más como viajeros, porque sentimos que es una manera más vivencial y enriquecedora a otro nivel,  porque viajar no puede ser  solo moverse de un lugar a otro.

Hay varias frases que describen esto, como: «un turista ve, un viajero vive» o “No seré un turista, sino un explorador de nuevas sensaciones.” 

Aquí te contaré algunos consejos que puedes tener en cuenta para que tu viaje sea más enriquecedor:

1) Cuestionarse las cosas e involucrarse con los lugares:

Foto por Vanesa Correa en Medellín

Lo que vemos mientras conocemos lugares puede tener tanta profundidad como nosotros queramos. No es lo mismo decir que: «En el Norte de Colombia vi comunidades indígenas» que «En el Desierto de La Guajira conocí a los wayuu, una etnia indígena que se organiza en clanes e’iruku».

Viajar se trata de eso, de involucrarse con el contexto y mirar más allá de la foto, más allá del pre concepto, y poder llegar a un conocimiento más profundo del mundo.

Es poder entender la realidad tal cual es, y no sólo como nos la cuentan.

2) Flexibilidad:

Lo que le da magia al viaje es la posibilidad de amigarse con el tiempo y espacio. Es difícil ya que cuando uno sale de su pecera o de su zona de confort se nos ponen los miedos de frente al ver que ya no tenemos todo bajo control.

Pero al estar viajando lo ideal es ablandarse, desestructurarse un poco, ya que es imposible que todo salga a la perfección.

Estar predispuestos a ser flexibles hará que veamos la cantidad de estructuras innecesarias que tenemos en nuestra mente.

3) Creatividad:

Viajar es como pintar una hoja en blanco, hay tantas posibilidades como tú quieras. Hay algo cómico  que  me pasa muchas veces mientras estoy de viaje.
No importa lo inmenso y vacío que sea el lugar en donde esté, elijo un lugar y un ángulo para una foto y cuando la estoy tomando veo personas caminando hacia mi para sacar la misma foto. Como si se tratara de “lo que hay que hacer”. Sinceramente me choca un poco esto, me genera esa sensación de “virus social” en donde todos tenemos que hacer lo mismo.

Cuando viajes intenta conectarte contigo mismo y ¡haz lo que te surjan las ganas de hacer!

4) Ábrete a otras personas y a nuevas experiencias:

El capital más importante de viajar son sin dudas las experiencias. Y creo que no hay mejor experiencia que conectarse con personas de otras partes del mundo y encontrar cosas en común.

Intenta frecuentar lugares en donde la interacción sea parte de la filosofía del lugar, como los Hostels. Y no creas que necesites perder en comodidad al alojarte en un Hostel. Hoy en día hay hostels con instalaciones muy prolijas y modernas.
Lo bueno de estos hospedajes es que jamás dejas de sorprenderte, puedes encontrarte con personajes muy variados mientras te preparas algo en la cocina, mientras lees un libro, etc.

También puedes ir a lugares como bares o restaurantes que sean más concurridos por locales, así podrás involucrarte más con su cultura, conocerlos de cerca en su vida cotidiana, y seguramente sea más económico.
Poder probar cosas nuevas y abrirte con otras personas al viajar se vuelve algo muy interesante, y sobre todo compartir los momentos vividos.

5) Ir por más, empujar los límites:

El momento de descansar será al llegar a casa. Viajar para mi es correr para llegar hasta el tren con tal de quedarse colgado un par de minutos más con un paisaje,  dormir en una carpa para ver las estrellas, subir hasta una montaña para poder contemplar una vista, tomarse el metro y bajarse para caminar hasta el hostel con la mochila al hombro, hacer un trekking que no te creías capaz de hacer…y no parar de conocer y dejarse sorprender.

Si quieres que tu viaje sea inolvidable, entonces ¡suéltate! Y deja de lado los pequeños detalles que no hacen la diferencia.

Intenta relajarte más en cuestiones como ¿Qué me pongo? O ¿Podré caminar todo eso? ¿demorará mucho el bus? Piensa menos en tener una selfie en cada lugar e intenta más hacer cosas por primera vez, pruébate y te darás cuenta de cuántos desafíos eres capaz de superar.

6) Conciencia:

Viajar siendo consciente es para mi de las actitudes más importantes y de lo que más viajeros nos hace.

Informarse y respetar las leyes del reciclaje, las normas culturales, el medio ambiente. Apoyar a las comunidades locales yendo a comer a lugares de allí por ejemplo, contratando servicios de lugareños, comprando artesanías o recuerdos hechos en el país, son cosas que ayudan a viajar de forma más consciente.
Por ejemplo recuerdo cuando viajé al Desierto de La Guajira, en donde no solo hay paisajes increíbles, hay una crisis grave de hambre y falta de agua entre las comunidades indígenas. Nunca olvidaré la cantidad de miles de bolsas que habían tiradas por las calles, los niños trancando el paso con palos para que les diéramos algo, ellos querían caramelos, pero les dimos bolsas de agua antes que nada…si eso no te da mayor consciencia viajero…pues no sé que lo hará.

7) Aprende del mundo:

Una parte importante del viaje es aprender. Aprovechar a despertar la curiosidad y expandir nuestros conocimientos. Aprender de las comidas, idiomas, historia, arte, cultura, y ampliar también nuestros puntos de vista.

8) El viaje como parte de tu vida:

Muchas veces escucho a algunas personas que terminan su viaje y dicen “ahora me toca volver a la realidad”. Pero la realidad es ésta también.

El viaje no creo que haya que verlo como algo alejado y ajeno a nuestra vida, como algo que se vive esporádicamente y queda como un mero recuerdo o una experiencia y nada más. Una vez que ya te ha picado el bicho viajero, sabes que el viaje es parte del gran viaje de la vida, porque aunque no esté viajando sé que volveré a partir algún día, no es algo que comienza y termina, es un ciclo y ya forma parte de mi.

9) Ahorrar para gastar en lo que importa:

Ser viajero implica saber cuidar tu presupuesto. En lugar de comer en un restaurante gastronómico, comer en un lugar local. En lugar de tomarte un taxi, caminar. En vez de comprarte ropa, pagar la entrada a un parque nacional o a un walking tour. Son formas de poder gastar en lo imprescindible y que tu viaje sea más enriquecedor.

La verdad es que no existe una única forma de viajar, pero nosotros creemos que para que el viaje tenga mejores efectos sobre tí, entonces deberás poner actitud y cuestionarte las cosas que ves, ser flexible, liberar tu creatividad, abrirte a personas nuevas, y ser un viajero consciente.

Pero sobre todo intenta dejarte llevar por la magia de zalir de tu zona de confort, y darle paso a nuevas experiencias…

Déjanos tu mensaje aquí