+598 99 327 351 viajes@serenablues.com

¡Estos son los 10 beneficios psicológicos de viajar!

Viajar tiene infinitos beneficios psicológicos, es más, diría que no tiene ningún punto en contra. Todo es a favor al momento de evaluar por qué es bueno viajar. ¿Alguien les contó alguna vez un aspecto negativo de hacer un viaje? Viajar cambia a las personas, eso es un hecho, a algunos más y a otros menos, pero el cambio está. No importa a dónde, ni que tan lejos sea, la cuestión está en moverse. Acá van algunas de las razones por las cuales cada vez recomiendo más a las personas, que armen su mochila y viajen:


1.VIAJAR ROMPE CON LOS ESQUEMAS:
DSC04907edit

Nos permite ver más allá y abrir nuevos horizontes, pensar distinto sobre nosotros y sobre los demás. Nos da una perspectiva completamente diferente de lo que somos y de lo que es el mundo. Es salir por completo de la pecera y saber que afuera a un mundo infinito por explorar y es el mejor ejercicio para flexibilizarnos y aprender de manera constante cosas que no se enseñan en ningún lado. Viajar es un ejercicio ideal para practicar la tolerancia, con los demás y con nosotros.

2.IMPLICA UN DESAFÍO A LOS LÍMITES DE CADA UNO:

Es un constante animarse, a cambiar, a ir más allá y a convencernos de que podemos hacer cualquier cosa que nos propongamos, basta con las ganas y el esfuerzo. Escalar una montaña, dormir en un refugio en el medio de la nada o entendernos perfectamente con alguien que habla un idioma que no conocemos. Cada nueva experiencia imprime una huella en nosotros que es imborrable y nos vuelve distintos, nos hace crecer.

3.PERMITE UN DESCUBRIMIENTO DE LAS POTENCIALIDADES:

DSC_0858edit

Va en relación al punto anterior, un viaje nos da la posibilidad de ver que podemos mucho más de lo que pensamos que podemos. El límite de nuestro potencial para hacer algo es incalculable. Estar expuesto a situaciones novedosas todos los días, nos estimula y nos motiva a querer aún más y eso luego puede trasladarse a otros aspectos de la vida de una persona. Viajar nos vuelve más creativos, más reflexivos y más versátiles.

4.NOS PERMITE VIVIR EN EL PRESENTE:

Viajar es un corte en la rutina diaria y por ende con todo aquello en lo que estamos sumidos diariamente, mientras cosas asombrosas pueden suceder a nuestro alrededor sin que reparemos en ellas. Cuando viajamos, solemos enfocarnos en disfrutar del momento en el que estamos, porque sabemos que no durará para siempre (como ningún momento en realidad), pero un viaje pone esto completamente de manifiesto, entonces la tendencia es a centrarse en el aquí y el ahora y créanme que es un ejercicio alucinante.


5.NOS AYUDA A VALORAR LO REALMENTE IMPORTANTE:

Está comprobado, que una de las cosas que más bienestar genera en las personas, es repasar momentos felices. Los buenos recuerdos son lo único que no se esfuma ni pide recambio. Irse por un tiempo lejos de casa, de nuestra comodidad, nos da la chance de ver que se puede vivir sin muchas de las cosas materiales que habitualmente concebimos como indispensables. Mediante este movimiento, el foco pasa a estar en registrar en nuestra retina y en nuestro cerebro, cada estímulo, cada aroma, una charla, un paisaje, para poder volver cada tanto y saber cómo nos sentimos en ese momento, las prioridades cambian. Un viaje no termina cuando nos bajamos del bus o del avión, está allí cada vez que lo recordamos.


6.NOS LIBERA DE LAS ATADURAS:
DSC_0471edit

Muchas veces las ataduras tienen que ver con los miedos a lo desconocido, el miedo a los cambios y esto es completamente normal y esperable que pase. Pero cuando el miedo nos mantiene paralizados en determinado lugar o determinada situación, es cuando debemos poner especial atención. A veces es necesario hacer a un lado los “peros” y liberarnos más, soltar situaciones, personas que no nos hacen bien, lugares en los cuales no nos gusta estar. Despojarnos de los miedos es la mejor forma de superarlos. Un viaje es el terreno ideal para que esto comience a suceder J


7.DISMINUYE LOS PREJUICIOS SOBRE LOS DEMÁS Y SOBRE NOSOTROS MISMOS:

No hay nada como conocer un nuevo lugar, una nueva cultura, para comprobar que la gran mayoría de la información que creíamos saber sobre eso, estaba construida en base a prejuicios: “las personas de x país son antipáticos”, “tal paisaje no es como lo describen” etc. Estar allí nos permitirá tener nuestro propio punto de vista crítico y creado en base al entendimiento, nos volveremos más

flexibles y comprensivos con los demás, con sus historias de vida e historia colectiva de un país, que hace que las personas sean de tal o cual forma.


8.VALORAMOS MÁS EL LUGAR DONDE NACIMOS Y NUESTRA IDENTIDAD:

Siempre hay algo que extrañamos cuando estamos en otro lugar, ya sean personas, aromas, calles, comidas. Extrañar hace valorar y esto lleva a permitirnos disfrutar de las pequeñas cosas de cada día y sobre las que pocas veces nos detenemos. Estando siempre en un mismo lugar, no nos detenemos a pensar en cómo vive la gente o en observar las costumbres, simplemente transitamos el día y la rutina de una manera que creemos “natural”. Al volver de un viaje que implicó adaptarnos a otra forma de vida, al menos por un tiempo, hará que reparemos en lo que tenemos en nuestro país, que en definitiva, también forma parte de lo que somos, de nuestra historia. Cada país tiene lugares alucinantes por descubrir y podremos ver que incluso en donde vivimos eso también pasa.


9.APRENDEMOS QUE LO IMPORTANTE ESTÁ EN EL CONTACTO CON EL OTRO:
DSC_0800edit

Conectarse con otros es la mejor forma de desarrollar nuestras habilidades sociales y de comunicación. Esto es aún mucho más intenso cuando lo hacemos con personas completamente desconocidas y de quienes seguro podremos aprender muchísimo. Es importante recurrir a la gente local, entrar en contacto con ellos, preguntar, moverse, animarse, intercambiar. Somos seres comunicacionales, necesitamos de otro para ser, para crecer y ¿por qué no?, para que también nos muestre nuevos aspectos de nosotros que hasta antes desconocíamos.

10.VIAJAR NOS CAMBIA LA VIDA:

Nunca seremos los mismos al volver de un viaje. Todos los viajes se hacen por algún motivo, ya sea por trabajo, por diversión, buscando un cambio, una respuesta a algo de índole personal, superar una crisis, querer tomar distancia de algo etc. Un viaje nos despeja, nos vuelve más alerta y nos permite estar más en contacto con nuestro interior, porque por un tiempo las preocupaciones habituales desaparecen y dejar más espacio a otros pensamientos con los cuales no tomamos contacto. Muchas veces en los viajes aparecen respuestas, encontramos soluciones y vemos nuestros problemas desde otra perspectiva. Viajando crecemos, maduramos, aprendemos, ganamos confianza en nosotros mismos y en los demás.

¿Alguna duda sobre lo bueno que es viajar?

Organizamos viajes en grupo de aventura menos turísticos en donde podés conocer más a fondo los lugares y también sobre vos mismo. Conocé nuestras rutas acá.
Algunas páginas sobre salud expresan también los beneficios que viajar provee a la salud mental.

Déjanos tu mensaje aquí

Nuestras Historias

Queremos motivarte a salir de tu pecera y viajar por el mundo, para eso, nada es mejor que los relatos de las experiencias de otros viajeros. ¡Bienvenid@ a nuestro Blog!