+598 99 327 351 viajes@serenablues.com

Volver de un viaje ¿cómo sigue la vida después de viajar?

Todo viajero sabe que viajar también significa regresar. ¿Qué cosas suceden al volver de un viaje?

Parece sencillo pensar en esto, porque a cualquiera se le ocurriría: “siempre se vuelve feliz de un viaje” y en parte es cierto, porque todo viaje implica nuevas experiencias y desafíos constantes.

Pero, ¿cómo se vuelve a casa luego de varios días durante los cuales se descubrieron cosas nuevas, aromas, personas y sensaciones? Todo esto es genial mientras está sucediendo y por momentos es inevitable pensar que pronto debemos volver a nuestra rutina, con todo lo que ella implica.

Existe algo llamado depresión post viaje (a todos nos afecta en cierta medida) y aquí te damos 6  consejos para superarla y transitar estos primeros días luego del regreso a casa:

1) Sigue en contacto con las personas que conociste

Compartir fotos, anécdotas, vivencias y recordar todo lo que han pasado juntos, hará que puedas seguir reviviendo cada momento y aliviar un poco el vacío post viaje.

Porque seamos honestos, luego de compartir unos cuántos días intensos en grupo, hay personas que se hacen extrañar .Además, seguro habrá cosas que únicamente podrás conversar y recordar con quienes las vivieron contigo y que las mismas tengan sentido

2) Date un tiempo para volver de lleno a tus actividades

Cuando estamos de viaje, los problemas y preocupaciones cotidianos parecen estar muy lejanos. Es como si pudiésemos desconectarnos y tomar distancia de ellos.

Durante el viaje, nuestra cabeza está enfocada en “vivir el momento”.

Al volver, la rutina nos espera con los brazos abiertos y ahí se produce el primero de los choques con “la realidad”.

Si tu dinámica de trabajo te lo permite, vuelve progresivamente a tus actividades o en el mejor de los casos, guarda al menos un día libre antes de regresar con todo.

3) Aprovecha para incorporar nuevas actividades a tu vida al volver de un viaje

Cuando viajamos, el cuerpo y la mente se acostumbran a los estímulos constantes de nuevas costumbres, culturas, idiomas y personas.

Regresar a la rutina puede sentirse algo aplastante. ¡Aprovecha este momento de apertura y motivación para hacer cosas diferentes! Salir a caminar si no lo hacías, recorrer rincones de tu ciudad que no conoces, reunirte con gente nueva, inscribirte en alguna actividad que te inspire.

Capitalizar lo aprendido en un viaje, nos permite tomar contacto con las experiencias vividas y realizar cambios en nosotros. ¿Nunca les pasó volver de un viaje con ganas de hacer cosas nuevas?

No te olvides que salir de «la pecera» siempre nos ayuda a crecer. Aquí te dejamos 12 formas de salir de la zona de confort.

4) Permítete reflexionar sobre lo que el viaje ha significado para ti

El viaje no termina cuando nos bajamos del avión.  Es probable que en cierta medida, un viaje marque un antes y un después en tu vida, aunque no puedas verlo con tanta claridad.

Seguramente has conocido aspectos de tu personalidad que no solías poner en juego, te has desafiado, te has abierto a conocer nuevas personas, probar comidas etc.

Date un momento para conectar con estas emociones y lo que ellas generan en ti, las puedes escribir o conversar con alguien también. Todo esto ayuda a conectarse y asimilar lo vivido.

5) No dejes dormir al viajero que hay en ti al volver de un viaje

Si un viaje te dejó con “hambre de mundo”, significa que el virus viajero ya ha hecho efecto.

Viajar es una forma de vida, de ver el mundo y entender que siempre hay algo nuevo por descubrir, que está allí afuera pero también dentro de nosotros mismos.

El “hambre de mundo”, es también de conocimiento, de movimiento constante, de intentar ir más allá de nuestros límites y eso podemos hacerlo día a día con pequeñas cosas.

6) Comienza a pensar en tu siguiente aventura

De a poco y luego de interiorizar todo lo vivido recientemente, comienza a pensar en tu próxima aventura y trabajar para que la misma se concrete.

Puedes pensarlo como un plan a largo plazo para no dejarte llevar simplemente por el vértigo del regreso.

Da las gracias por haber tenido la oportunidad viajar y siéntete afortunado por eso. Piensa en todo lo que este viaje te ha dejado y céntrate en recordarlo.

Sea cual sea el viaje e independientemente del destino y la duración del mismo, algo internamente se mueve y eso hace que todo valga la pena.

Re edición de artículo original (www.fueradelapecera.com) por Maia Zubillaga.

Déjanos tu mensaje aquí

Nuestras Historias

Queremos motivarte a salir de tu pecera y viajar por el mundo, para eso, nada es mejor que los relatos de las experiencias de otros viajeros. ¡Bienvenid@ a nuestro Blog!