fbpx

5 hábitos que aumentan la ansiedad y te alejan de ti

Personalmente he padecido ansiedad y estrés durante varios años de mi vida. Y aún lo padezco en ciertos momentos.

La vorágine y el ritmo acelerado al que va el mundo nos arrastra con él, y es normal que eso suceda.
La mente nos va haciendo correr en piloto automático y los hábitos que no nos ayudan van formando parte de la rutina.


Lo importante es poder darnos cuenta de eso, y el querer cambiar para darnos más espacios de autocuidado y cultivar un mayor bienestar en nuestra vida. Así que bienvenida esta elección para querer empezar un camino de mayor bienestar interno.

Por eso hoy quiero compartirte algunos hábitos que sé que pueden ayudarte a cultivar ese bienestar, a  conectar contigo y poder entre otras cosas, comenzar a reducir la ansiedad. Sin embargo, es importante que antes puedas descubrir cuáles son algunos de los hábitos que no ayudan a tu salud mental, emocional y física.

Mi intención es aportarte este contenido para que te permita comenzar a crear tu propia medida de bienestar, y comenzar a liberarte de ciertas prácticas que, quizás de forma inconsciente, te están desconectando de tu esencia y te llevan a estados de ansiedad que afectan progresivamente tu salud general.
Estas sugerencias las hacemos en base a mi propia experiencia de vida, de investigación y estudio sobre estas temáticas.

Luego de haber vivido varios años muy inmersa en la vorágine, sin tiempo para cuidarme, sin poder realizar ejercicio, con mala alimentación, insomnio, y sobre todo pensando demasiado; hice un cambio radical y emprendí un nuevo camino de vida.

Yo Camila, en el Salar de Uyuni, Bolivia – Viaje en grupo a los lugares naturales más increíbles de Chile, Bolivia y Argentina

Comencé a cultivar hábitos más sanos teniendo una rutina establecida, donde cambié mi alimentación a una más balanceada, empecé a practicar Yoga y meditación a diario, a realizar ejercicio todos los días, a ir a terapia para desbloquear mis emociones, a escribir, y más cosas que me daban beneficios instantáneos.

Cambió mi mente, mi cuerpo, en definitiva, mi vida. No es fácil mantener la constancia, pero el sentirse bien con uno mismo se vuelve adictivo y tu mismo cuerpo te lo empieza a pedir una vez que se acostumbra.

5 hábitos que no ayudan a tu bienestar

Lo primero que te sugiero es observarte. Como si te vieras de afuera y sin juzgarte tampoco.
Identifica tus hábitos y si has desarrollado algunos que no te están sumando, más bien que te están restando.

Te invitamos a tomar una libreta y apuntar cuáles manifiestas en tu día a día y una vez que los hayas identificado prepárate para tomar acción y empezar a cambiarlos de a poco:

Rumiación de pensamientos

¿Sabías que según estudios tenemos aproximadamente unos 60.000 pensamientos por día? Y la gran mayoría son negativos, repetitivos o del pasado. Entonces, es importante comenzar a tener mayor consciencia sobre estos pensamientos para ir limpiando de a poco este ciclo continuo en el que trabaja la mente.

¿Te ha pasado el tener un problema y no lograr pensar absolutamente en otra cosa? 
Este es el que a mi personalmente más me cuesta detener. En parte creo que es por la exigencia que tengo conmigo misma.
Es como esa sensación de que vas viendo estos pensamientos como si fuese un constante primer plano de una película. Vamos muy ofuscados en ellos, y nos cuesta eso, salir de nosotros.
Justamente con el término “rumiación”, relacionado a los pensamientos, hago referencia a esos momentos en los que te concentras en pensamientos repetitivos sobre los aspectos negativos de una situación.

Por ejemplo, si has cometido un error en el trabajo y comienzas a sentirte amenazada o amenazado por las posibles consecuencias, y no dejas de pensar en todo lo malo que pudiera ocurrir, estás rumiando.


Este estado se puede hacer repetitivo, y se vuelve un hábito, hasta el punto de convertirse en tu respuesta automática ante situaciones de las que piensas no puedes manejar.

Es así como no logras romper con estos pensamientos para centrarte en posibles soluciones.

“Tu manera de ver la vida es la mejor manera de cuidar de ti mismo. Tu perspectiva es lo que te hunde o te levanta. Y la actitud es algo que podemos elegir.” 

Spencer Johnson

La vida sedentaria


Hoy en día es muy fácil hacer del sedentarismo un hábito.

En primer lugar, la pandemia por COVID-19 ha transformado la realidad afectando incluso las rutinas, y presentando “soluciones” como trabajar desde casa y estudiar, que si bien son parte del protocolo para cuidarnos, nos seducen a tener una vida más sedentaria y cómoda.

En segundo lugar, en ocasiones no tenemos tiempo para hacernos conscientes de la necesidad de realizar actividades físicas, y se nos dificulta hacer una pausa activa para hacer ejercicios o movimientos que activen nuestras articulaciones.

La realidad es que el sedentarismo puede llevarte a padecer obesidad, enfermedades del corazón, presión arterial alte, colesterol alto, entre otras afecciones.

Es probable que mientras más tiempo pase, más se te dificulte cambiar un estilo de vida sedentario.

Estar hiperconectado/a

La tecnología nos ha regalado grandes avances que nos permiten vivir con más comodidades y mejores soluciones en nuestras rutinas.

Sin embargo, también nos ha llevado a estar hiperconectados y, paradójicamente, esto termina aislándonos de nosotros mismos y de nuestros seres queridos.

Es cierto que instrumentos como el correo electrónico, las redes sociales, y canales de comunicación digitales, pueden ayudarnos a mantenernos al día y en contacto con nuestras tareas.

Pero también es cierto que debemos trazar límites y no permitir que estar hiperconectados nos lleve a descuidar nuestra salud y nos mantenga en un estado de alerta que produce ansiedad y estrés.

La sobreinformación no es saludable. Incluso hay estudios que dicen que agarramos el celular por inercia más de 100 veces al día. También que hay personas que tienen necesidad de estar siempre con el celular a su lado desde que despiertan, hasta que duermen.

¿Has pensado si lo primero que miras en el día es el celular? ¿Comes viendo el celular? Cuando estás con alguien de visita, o con tu familia, ¿Qué sientes cuándo en vez de estar conectando entre ustedes están con el celular?

Yo me veo varias veces como mi mano va inconscientemente a buscar el celular y pulsar el Instagram sin un objetivo alguno, a los 5 minutos de estar recorriendo variedades de personas, noticias, fotos, me encuentro con más ansiedad. Hoy esto lo veo y enseguida freno y me alejo del móvil. Pero antes me costaba tomar esa consciencia.

Darle mucha atención al qué dirán


La mayoría de las personas queremos ser aceptadas y queridas por la gente que nos rodea, y eso es parte de nuestra necesidad de seres sociales; pero el problema es cuando eso se convierte en una necesidad excesiva o preocupación que nos genera malestar.

Siempre es importante rodearte de personas a las que consideres valiosas para ti, de quienes puedas recibir apoyo y a quienes también puedas apoyar.

De lo que debes cuidarte es de darle mucha importancia a lo que otros dicen de ti, y mucho más si esos otros no son de tu círculo especial de amigos. La amistad verdadera no cultiva comentarios tóxicos, siempre que un amigo o amiga tenga algo qué decirte, lo dirá con la mejor intención.

Así que concéntrate en cultivar tu autenticidad, y así podrás fortalecer tu autoestima y tener un elevado concepto de ti. Lo que te permitirá restar importancia a comentarios malintencionados o, sencillamente, a comentarios que no te aportan nada positivo.

¿Somos coherentes con nuestros valores? Es una gran pregunta para observar si tal vez estamos buscando demasiado la aprobación externa, cuando la principal es la interna.

No olvides que tenemos que en primer lugar gustarnos a nosotros mismos.

La mala alimentación

No es una gran novedad que una mala alimentación produce afecciones como ansiedad, insomnio y nerviosismo, debido a que hay sustancias o tipos de alimentos que pueden estimular el sistema nervioso y sobre activar el organismo.

Por ejemplo se recomienda reducir o eliminar el consumo de café. Refrescos con cafeínas y alcohol, de igual forma bajar el consumo de sal, gluten, y azúcar.

A su vez, los aditivos y los productos artificiales también causan efectos negativos en la salud física y mental.

Hoy en día es muy fácil practicar malos hábitos alimenticios, por falta de organización sobre todo. Pero es importante prestar atención a qué estamos comiendo y cómo está influyendo en nuestra salud.

Webinar gratuito 3 herramientas para transformar tu vida:

Mindfulness, Escritura Terapéutica y Viajes Transformacionales, para iniciar el cambio que necesitas, salir del estrés y crear una vida de bienestar.

¿Cuáles son los hábitos que recomendamos empezar a cultivar para conectar contigo y bajar la ansiedad?

Ahora que ya te he contado de 5 de los malos hábitos que es importante evitar, vamos a enumerar cuáles son los hábitos con los que puedes contrarrestarlos:

#1: Practica meditación y mindfulness


Prácticas que ayudan enormemente a gestionar los pensamientos rumiantes, a centrarte en ti, a cultivar tu bienestar, son el Mindfulness y la meditación.

El objetivo principal del mindfulness o atención pena, es lograr un mayor estado de consciencia. Es poder estar más presente en cada momento de tu rutina y estar en lo que haces mientras lo haces con tus cinco sentidos.

Por ejemplo llevar tu atención a una sola actividad concreta como caminar de tu casa al supermercado, o el mismo acto de lavarte los dientes, o comer.

Para lograr este estado de mayor presencia hay varias prácticas que se pueden comenzar a realizar, de a poco, para irlo incorporando en tu estilo de vida. La idea es hacerlo sin juzgarnos, aceptando y sintiendo más nuestro cuerpo, mente y emociones de forma más consciente.

En primer lugar, comenzando a observarte. Esto ayuda a separarte de tus pensamientos y creencias mentales para que puedas apreciar mejor el aquí y el ahora, conectando contigo.

Estos son algunos de sus beneficios de la práctica del Mindfulness:

  • Te permite reducir el estrés y la ansiedad.
  • Ayuda a superar problemas de insomnio.
  • Permite mejorar la gestión de emociones y pensamientos.
  • Favorece las relaciones interpersonales.
  • Mejora la concentración.
  • Estimula la creatividad.
  • Protege el cerebro.

Por su parte, la meditación también ofrece grandes beneficios, como mejorar la salud emocional y aumentar la felicidad, lo que contribuye al alivio del estrés y la ansiedad.


Hay ciertas diferencias entre Mindfulness y Meditación. Principalmente que la meditación tiene la intención de simplemente ser, y buscar profundizar en nuestro interior e ir más allá de nosotros mismos. Tiene a su vez una cuota más espiritual que el Mindfulness que tiene una mayor cuota psicológica.

Pero ambos se complementan y ayudan a mejorar la gestión de pensamientos, emociones y reducir la ansiedad.

#2: Haz ejercicio, camina, haz yoga

La mejor forma de combatir el sedentarismo es entrar en acción. Hoy en día es posible tener una rutina de ejercicios a través de una aplicación, y así tener un plan para mantenerte activa o activo.

Si no tienes tiempo para una rutina compleja, puedes optar por caminar, dedicar al menos veinticinco minutos a una caminata diaria mejorará tu salud y te permitirá disfrutar de un tiempo para conectar con tu esencia y relajarte.

Es una buena idea hacer tu rutina de caminata a primera hora del día, para así afrontar los retos diarios con mejor actitud. Puedes escoger una ruta en la que puedas conectar con la naturaleza, donde haya árboles, y otros elementos naturales.

Hacer yoga es otra opción, puedes comenzar con prácticas como principiante, unirte a un grupo o hacerlo en tu hogar con un guía online o una rutina a la que puedas acceder mediante YouTube u otros canales.

Comienza haciendo cortes de 5 minutos si trabajas en la computadora desde casa. Haz pausas cada 45 minutos o 1 hora, estírate, haz una respiración consciente, algunas sentadillas. Luego puedes proponerte empezar a caminar unos 15 minutos diarios, o en lugar de mirar la serie que tanto te gusta salir a caminar.
Yo lo primero que hago en el día es estirar durante 5 minutos. Además de tener una rutina de 2 horas de Yoga y entrenamiento, los días que no logro realizarlas siempre busco pequeños huecos donde caminar, moverme, y tener respiraciones conscientes como pausas claves para salir de la mente.

Webinar gratuito 3 herramientas para transformar tu vida:

Mindfulness, Escritura Terapéutica y Viajes Transformacionales, para iniciar el cambio que necesitas, salir del estrés y crear una vida de bienestar.


Y para sumar más y que puedas comprometerte más fácilmente a estas prácticas te recomiendo Kaizen. ¿Haz oído hablar del método Kaizen? Se trata simplemente de ponerte metas cortas y sencillas para cada nueva cosa que quieras realizar en tu vida e ir subiendo poco a poco. Por ejemplo: realizar 10 minutos de estiramientos todos los días.

Pueden parecer muy poco, pero si lo sumas todo, a fin de mes tendrás un buen rato de estiramientos realizados y te sentirás motivado/a para seguir aumentando ya que no lo has abandonado.

#3: Detox de información y personas negativas

“Casi todo funcionará otra vez si lo desconectas. Incluso a ti mismo” 

Anónimo

Esta frase siempre me resuena cuando estoy en mil cosas, sobreinformada, o que mi mano va por inercia al celular. Poder desconectar de lo digital para conectar con lo natural. Disfrutar de la vida en vivo y directo, y desconectar de lo que nos distrae de lo importante, de lo que drena nuestra energía.

Te recomendamos desconectarte de noticias que puedan afectarte emocionalmente, como, por ejemplo, informes de criminalidad o mortalidad por enfermedades.

Selecciona los canales informativos a los que accederás para corroborar información que sea importante y trascendental para ti, y haz lo mismo con tu círculo de amistades.

Evita personas con mentalidad negativa, rodéate de personas que te reten a estar bien, en armonía y a crecer. Conecta con personas con tus mismos intereses, que tengan objetivos planteados y de quienes puedas aprender.

#4: Escribir para expresar emociones

Este es un ejercicio que te dará una sensación de autocontrol, te sentirás capaz de gestionar tus emociones, tus problemas y, al mismo tiempo, te hará sentir mejor. A la vez puede ayudarte a ver que algunos problemas no son tan graves como parecían en tu mente.

Escribir tus emociones aporta salud y bienestar, refuerza tu autoestima e incluso tu sistema inmunológico, porque al despertar una sensación de felicidad y tranquilidad reduce el estrés y la ansiedad.

#5: Ten momentos de introspección


Tener momentos de introspección es muy bueno para tu rutina diaria. En medio de tus responsabilidad y compromiso apunta en tu agenda al menos tres ciclos de introspección diarios.

Pueden ser de cinco a quince minutos cada ciclo, uno en la mañana, otro en la tarde y otro ciclo por la noche. En esos momentos evalúate, pregúntate cómo te sientes, e indaga en tu ser interior para conectar contigo. ¿Cómo están tus pensamientos? ¿Cómo están tus emociones? ¿Cómo está tu cuerpo?

Un tip que suelo hacer: Escribe en un diario a la mañana durante 5 minutos todo lo que se te cruce por la cabeza. No, no importa que no tenga sentido. Solo desahoga la cabeza.

Conclusión


Esperamos que puedas incorporar a tu día a día estos 5 hábitos que te ayudarán a mantenerte conectado o conectada con tu esencia, con tu naturaleza, y poder comenzar a bajar la ansiedad.

En definitiva, vinimos a este mundo a ser felices y todos tenemos derecho a serlo.

Encontrar el equilibrio y estar bien con nosotros, creo que puede lograrse con lo que ya llevamos dentro. Pero en este mundo vertiginoso es más difícil.
Por eso sí hay herramientas muy poderosas fuera que contribuyen a facilitar, profundizar, y acelerar este proceso de transformación y de una vida más plena.

El mindfulness, la meditación, los viajes transformacionales, el yoga, la biodescodificación, terapias alternativas…No te canses de buscar hasta que algo haga un click en ti.

Por aquí nos hemos vuelto unos grandes apasionados de estas herramientas y de poder compartirlas en las experiencias que creamos.
Con el propósito de que puedas construir una vida más plena. Sobre todo, poder vivir de adentro hacia afuera. Que el cambio comienza en uno mismo.

Si te ayudó o sirvió te invitamos a compartir este artículo en tus redes sociales, para que otras personas puedan beneficiarse de esta información.

 

Webinar gratuito 3 herramientas para transformar tu vida:

Mindfulness, Escritura Terapéutica y Viajes Transformacionales, para iniciar el cambio que necesitas, salir del estrés y crear una vida de bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *