+598 99 327 351 viajes@serenablues.com

Loguéate

Registrarme

Luego de crear una cuenta, podrás tener acceso a todos tus pagos realizados cuando quieras y otras informaciones
Nombre de Usuario*
Contraseña*
Confirma tu contraseña*
Nombre*
Apellido*
Email*
Teléfono*
País*
Al crear una cuenta estas de acuerdo con nuestras Políticas y condiciones

Ya eres miembro?

Loguéate
+598 99 327 351 viajes@serenablues.com

Loguéate

Registrarme

Luego de crear una cuenta, podrás tener acceso a todos tus pagos realizados cuando quieras y otras informaciones
Nombre de Usuario*
Contraseña*
Confirma tu contraseña*
Nombre*
Apellido*
Email*
Teléfono*
País*
Al crear una cuenta estas de acuerdo con nuestras Políticas y condiciones

Ya eres miembro?

Loguéate

Un paseo por las nubes – Viaje de San Pedro de Atacama a Uyuni (primera parte)

Viaje de San Pedro de Atacama a Uyuni (De Chile a Bolivia)

Aventura asegurada:

Hay una forma de conocer el Salar más grande del mundo en Bolivia que es por lejos la más completa y aventurera posible: El recorrido que se hace desde San Pedro de Atacama (Chile) hasta Uyuni (Bolivia).

Este camino es una de las maravillas naturales más hermosas que he visto en mi vida, es impactante ver tantos lugares preciosos en un solo viaje.

Se trata de una travesía de 4 días y 3 noches en camionetas 4×4 de 6 pasajeros c/u, en la cual se conoce un conjunto de lugares ensoñados, paisajes que superan la imaginación de cualquier viajero; escondidos en el mágico altiplano boliviano: Geysers, Volcanes, Lagunas de colores, reservas de Flamencos, Termas, y mucho más. 

Allá arriba; en esos desérticos lugares no hay wifi, ni televisión, ni tiendas, ni grandes hospedajes; solo son paisajes espectaculares.

Día 1: Partimos hacia Bolivia

7 am en el desierto. El silencio es brutal. Todavía no ha salido el sol y hace mucho frío. Desde la habitación, lo único que escucho son algunos lejanos pasos y ruidos de mochilas; son los dem

Nos pasó a buscar la Van por el Hostel, paramos a hacer migración chilena y empezamos a subir desde los 2500 msnm de San Pedro hasta los casi 4000 dónde está la Migración de Bolivia. Esta ruta es la más empinada por la que he transitado, son 45 km de pura subida, llegamos a un punto en que veíamos el pueblo de Atacama allá abajo, como si fuera desde un avión!

En esa subida pasamos muy cerca del Volcán Licancabur (5920 mt), guardián de San Pedro de Atacama, gigante de barba blanca; azul en los amaneceres y rojizo en los atardeceres. Este es uno de los Volcanes más místicos de la Cordillera de los Andes, un punto lleno de historias y leyendas; y de gran belleza gracias a su perfecta figura cónica.

Lo estábamos viendo desde Chile, y lo íbamos a rodear hasta la frontera, para cruzar y luego verlo desde el otro lado, desde Bolivia,  con la “Laguna Verde” a sus pies.

Desayuno con los amigos bolivianos:

La familia Boliviana que nos brinda el servicio y las camionetas para poder hacer este recorrido, son parte muy importante de la experiencia.

Este día nos recibieron con un delicioso desayuno ahí mismo, en el lugar donde partíamos. Recuerdo que quedé impactado de ver la facilidad y rapidez que tenían para preparar el aguacate pisado.

Esos pequeños contactos con la otra cultura solo se pueden dar en una convivencia como esta; en el minuto a minuto. Es un pilar en este viaje, el hecho de vivir durante 4 días, desde la mañana hasta la noche con gente local a nuestro al rededor.

 

Hicimos migración y arrancamos con Alberto en nuestro volante. Él es boliviano, muy abierto y buena onda; uno de los que tiene más experiencia en este recorrido (10 años). Aparte tiene una voz muy cálida y siempre nos hacer reír mientras nos va contando sobre los lugares a lo largo del viaje.

Reserva Nacional Eduardo Avaroa:

Luego de que todos hicimos la Migración Bolivia y desayunamos de la mejor manera, paramos a comprar la entrada a la Reserva Nacional de fauna andina Eduardo Avaroa. Una región de relieves irregulares que abarca las montañas más altas de toda la zona fronteriza de Chile, Bolivia y Argentina.

En este punto comienza la travesía por Bolivia.

Primera parada: Laguna Blanca:

La primera bajada de las Camionetas fue en Laguna Blanca, ahí nos dejaron caminar por la orilla de esta soberana belleza, sacar fotos, divertirnos, y luego los conductores nos encontraban más adelante.

Esta es una laguna blancuzca debido a su alto contenido de minerales, de 5,6 km de largo. En medio de este clima tan seco, hay varias lagunas que forman paisajes únicos.

Laguna Verde:

Después de pasar la Laguna Blanca seguimos avanzando para llegar a mi lugar favorito de este viaje: Laguna Verde!

“Solitaria hermosura, diamante escondido, sobre protegida de los gigantes cónicos. Me hiciste emocionar, me hiciste maravillar, me hiciste creer que el mundo entero es hermoso solo por verte. Pero sobre todo me diste un trago exquisito de energía para seguir con esta vida aventurera que elegí. La princesa de Bolivia” (fragmento de diario viajero).

No existe vida alrededor de la laguna debido a su alto contenido de Arsénico, Plomo y Magnesio. Estuvimos un rato ahí, sacando fotos con el grupo y sentados mirando el paisaje espectacular.

El cuerpo contra la altura:

Cuando partimos de las lagunas que se encontraban a 4350 msnm, comenzamos a subir aún más. Este es el momento en que el cuerpo empieza a sentir el efecto de la altura o “soroche” como le dicen en Bolivia. A algunos se les hace notar, como a otros no tanto, depende del cuerpo de cada uno. Se puede sentir algo de presión en la cabeza, un poco de mareos, somnolencia, cansancio. Y hay puntos en donde aguantar ya no alcanza y hay que recurrir a las queridas hojas de coca, o en el peor de los casos, a una Sorochi pill: una pastilla mágica que saca completamente el apunamiento.

Las hojas de coca ayudan a calmar los síntomas desde el principio de la altura, por eso es importante consumirlas desde antes, dormir bien y no tomar alcohol ni agitarse mucho.
Algo que se te va pasando con el correr de las horas, hay que aguantarlo y no queda otra, pero vale la pena. Aparte los chicos de la empresa lo hacen hace muchísimo tiempo y tienen todo preparado para cualquier cosa que suceda.

Desierto de Dali:

Este Tour de 4 días es como un Safari de paisajes, uno atrás de otro. Todos muy diferentes entre si, y todos verdaderamente peculiares.

El desierto de Dalí está repleto de Rocas gigantes de origen volcánico. Es muy divertido ver las formas extrañas que el tiempo ha moldeado.

Como no podía ser de otra forma, todos sacamos el niño que llevamos dentro, y que suele aparecer mucho cuando uno está de viaje, y nos fuimos a escalar esas rocas gigantes para averiguar como se veía el desierto desde allá arriba!

*Creo que los lugares así son los que más merecen la pena conocer cuando uno está de viaje. Me refiero a esos lugares en donde la única distracción es la naturaleza.  Lugares dignos de reflexión y de inspiración, para mí, de la mejor que se puede conseguir. Estás solo ahí, en donde nunca estás, viendo lo que nunca ves, y se puede sentir como la mente descansa de todo los miles de estímulos que sentimos a diario en la ciudad. Te permite comparar y así entender más el mundo, y tu rol en el mismo.

Aguas Termales Polques:

Como si fuera poco, en medio de todo este paisaje árido hay una zona en donde uno se puede bañar en aguas calientes.

Fuimos pocos los que decidimos combatir el cambio del gélido frío exterior luego de entrar en aguas muy calientes. Pero fue una caricia más para el alma aventurera, un jacuzzi natural con una pantalla de paisajes inigualables.

Comidas:

Un detalle muy lindo que tuvo este viaje son las paradas a comer que hicimos rumbo al Salar. En esos momentos nos juntábamos las 5 camionetas a compartir una comida deliciosa que preparaban los bolivianos. Como una gran familia compartíamos mesas alargadas al estilo “picnic” en medio de la nada, en cualquier lugar que eligiéramos. Ellos se encargaban de armar un pequeño “restaurante” para comer con semejantes paisajes. Fueron todas paradas increíbles!

Geisers Sol de Mañana: 

 

Para el que nunca vió Geisers, es un espectáculo natural exclusivo a nivel mundial. Acá estuvimos admirando lava volcánica hirviendo, fumarolas gigantes y craters. La presión del campo geotérmico hace que salgan columnas de vapor de agua de varios metros de altura que impresionan a cualquier viajero.

En este punto estábamos a 4800 msnm y algunos se sintieron mal, entonces hubo que parar para que recuperaran el aliento.

El punto final del día: Laguna Colorada (ya por fuera de la reserva Eduardo Avaroa)

 

Estaba brillante y bien rojiza, invadida de flamencos, tantos que no se podían contar. Puntos rosados extendidos por toda la laguna color ladrillo. Cientos de flamencos viviendo allí, soportando temperaturas extremas y en el agua (después me interesé más por estos animales). Los veía comiendo esas algas con sus cuellos flexibles y pensaba ¡que increíble animal!

Aquí llegamos a la mitad de este increíble recorrido por Bolivia. Continúa leyendo el día 3 (el día que finalmente arribamos a Uyuni) en el próximo artículo (segunda parte)

 

Nuestras Historias

Queremos motivarte a salir de tu pecera y viajar por el mundo, para eso, nada es mejor que los relatos de las experiencias de otros viajeros ¡Bienvenid@ a nuestro Blog!

Comentarios recientes